inspection-equipment-banner2

Solicite una inspección gratuita en el 900 907 132  o por e-mail

Calidad Ambiental Interior (CAI)

El servicio de Calidad Ambiental Interior es una actividad clave dentro del amplio abanico de servicios de Higiene Ambiental que proporciona Rentokil Initial España. Nuestro objetivo es  asegurar la salud de nuestros clientes, sus instalaciones y su marca; que en el caso de la Calidad Ambiental Interior, lo hacemos manteniendo  los estándares de salubridad marcados por la ley  en los edificios y demás instalaciones susceptibles de ser ocupadas por personas.

Este servicio es complementario de los ya tradicionales servicios de control de plagas, control de legionella, servicios de higiene para baños, aromatización y decoración de espacios interiores, que Rentokil Intiial lleva más de 30 años prestando en España.

¿Qué es?

La calidad ambiental interior se define en la norma UNE 171330, como las condiciones ambientales de los espacios interiores adecuados al usuario y actividad, definidas por los niveles de contaminación química, microbiológica y por los valores de los factores físicos. 

Por otra parte, la norma UNE 100012 define como calidad aceptable del aire, el aire que no contiene sustancias contaminantes en cantidades tales que resulten nocivas para la salud y cuya calidad sea satisfactoria para el 80% de las personas expuestas.

Campos de aplicación

Su campo de aplicación son los ambientes interiores de todo tipo de recintos, instalaciones y edificaciones, exceptuando aquéllas que se destinan exclusivamente a la actividad desarrollada en procesos industriales y/o agrícolas. 

Entre estos edificios se encuentran: 

  • Edificios de oficinas 
  • Centros comerciales 
  • Centros deportivos 
  • Centros de enseñanza 
  • Centros sanitarios 
  • Hoteles y restaurantes 
  • Aeropuertos 
  • Teatros y auditorios

Nuestros servicios

Efectuamos un Diagnóstico (según criterios de la UNE 171330-1) en el que se definen el número de puntos y los parámetros complementarios a evaluar en cada instalación. Se efectúa la Revisión de los parámetros definidos por el TSCAI, y posteriormente se realiza la valoración de los resultados teniendo en cuenta los criterios establecidos para cada parámetro.

Finalmente se otorga la declaración de Conformidad de la Calidad Ambiental del edificio estudiado, para lo cual se tienen en cuenta los criterios relacionados en las normas UNE 171330-2 y UNE 100012. Todo el proceso se recoge en un Informe de Inspección, en el que se detallarán las desviaciones detectadas y las medidas correctoras para su subsanación.


  • Factores que empeoran la Calidad Ambiental Interior

    Existen diversos factores que influyen en el empeoramiento de la calidad del aire interior, algunos derivados de la actividad humana en su interior y otros derivados del propio edificio en sí. Podemos destacar los siguientes factores:

    • Se construyen edificios cada vez más herméticos por razones de ahorro energético, disminuyendo la ventilación natural con un menor aporte de aire renovado del exterior en favor del reciclado del aire interior.
    • La gran variedad de materiales de construcción, recubrimiento y aislamiento, de elementos decorativos (barnices, moquetas…) que acompañan a estos edificios pueden originar diferentes contaminantes en el ambiente interior.
    • Elementos como el mobiliario y el equipamiento: fotocopiadoras, etc.
    • Los propios ocupantes y sus actividades
    • Las operaciones realizadas en los diferentes planes de autocontrol: agua de consumo humano, sistemas de climatización, torres de refrigeración, limpieza, DDD…

  • ¿Por qué es necesario?

    Pasamos la mayor parte de nuestro tiempo en espacios cerrados, y por tanto la calidad del aire interior afecta a nuestra salud de forma directa.

    Cuando la CAI de un local presenta deficiencias, esto repercute de manera notable en el confort de los trabajadores y usuarios, dando lugar a molestias, sensaciones de malestar e incomodidad (deslumbramientos, falta de concentración, mareos, tos, etc.). Pero una mala CAI no sólo origina molestias, sino que también puede dar lugar a la aparición de enfermedades que, en general, no suelen ser graves, pero que han de evitarse garantizando un entorno saludable.

    Una mala calidad del ambiente en interiores puede originar los siguientes efectos adversos:

    • Síntomas relacionados con el síndrome del edificio enfermo (SEE), enfermedad reconocida por la OMS desde 1982
    • Descenso de la productividad debido al incremento del absentismo
    • Pérdida de la imagen corporativa
    • Repercusiones legales

  • Síndrome del edificio enfermo (SEE)

    “Fenómeno que se presenta en ciertos espacios interiores no industriales y que produce, en al menos un 20% de los ocupantes, un conjunto de síntomas tales como sequedad e irritación de mucosas, dolor de cabeza, fatiga mental e hipersensibilidades inespecíficas, sin que sus causas estén perfectamente definidas.” Es muy característico del SEE que los síntomas desaparezcan al abandonar el edificio.

    El SEE no suele tener una causa única sino que suele ser multicausal. Los edificios con este síndrome suelen reunir varias de las siguientes características:

    • Edificios herméticos con ventanas no practicables
    • Edificios nuevos o recientemente remodelados
    • Baja calidad de los materiales de construcción
    • Sistema de ventilación mecánica común a todo el edificio o a amplios sectores del mismo, en los que se recircula gran parte del aire
    • Superficies interiores recubiertas, en gran parte, con materiales textiles (alfombras, moquetas, etc.)

  • Normativa aplicada a la calidad ambiental interior

    Disponemos de normativa específica que nos permite evaluar la calidad del aire que respiramos en ambientes interiores, conocer el origen de las posibles desviaciones y determinar las medidas correctoras que nos ayuden a garantizar unas condiciones de salubridad óptimas en los espacios interiores.

    El Real Decreto 238/2013 modifica artículos e instrucciones Técnicas del RITE 1027/2007 (Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios).

    La modificación del RITE incorpora la obligatoriedad de realizar dos nuevas operaciones dentro del programa de mantenimiento preventivo de las instalaciones relacionadas con la CAI en interiores. Se trata de las operaciones 38 y 39 de mantenimiento incluidas en la Instrucciones Técnicas (IT 3) del Programa de Mantenimiento Preventivo:

    • Operación 38. Revisión de la red de conductos según criterio de la norma UNE 100012: t. (Una vez por temporada).
    • Operación 39. Revisión de la calidad ambiental según criterios de la norma UNE 171330: t. (Una vez por temporada).

    Por lo que, desde la entrada en vigor del RD 238/2013, se deberán efectuar con periodicidad anual las siguientes tareas de Mantenimiento Preventivo en los edificios cuya potencia útil sea mayor de 70 Kw:

    La norma UNE 100012 de Higienización de sistemas de climatización, tiene por objetivo valorar la higiene de los sistemas de ventilación y acondicionamiento del aire. Para ello se desarrollan criterios de valoración, criterios de descontaminación (higienización) y criterios de validación (eficacia) de la calidad higiénica del SVAA.

    La norma UNE 171330 de Calidad ambiental en interiores, establece los requisitos para un sistema de gestión de la Calidad de los Ambientes Interiores. Comprende las siguientes 3 normas:

    • UNE-171330-1: Diagnóstico de calidad ambiental interior
    • UNE 171330-2: Procedimientos de inspección de calidad ambiental interior
    • UNE 171330-3: Gestión de la calidad ambiental interior

Pasos siguientes

Encuentre su delegación de Rentokil

Código postal

Delegaciones


Encuentre su delegacion

Andalucía y Extremadura

Cataluña

Comunidad de Madrid y Zona Centro

Comunidad Valenciana y Baleares

Galicia

Zona norte

Buscar


Necesito ayuda con...

Contáctenos


Contacte con nosotros

Residencial: 900 861 138 
Comercial:   900 861 138 

 O complete este breve formulario y uno de nuestros expertos se pondrá en contacto con usted tan pronto como nos sea posible.

myRentokil