800-736 8654 Contáctanos Solicitar una devolución de llamada

Mosquitos, el “lobo feroz” de nuestro verano

En el cuento los cerditos cantan ¿quién teme al lobo feroz?” desde la “seguridad” de sus casitas. Pero el miedo que sintieron los cerditos al ver de lo que era capaz de hacer el lobo con un soplido no hubiera sido nada si en la historia el autor hubiera elegido como personajes antagónicos a los mosquitos.

Pequeños, casi invisibles, quitárselos de encima se vuelve una tarea casi imposible en las tardes y noches del verano. Eso sin contar la molestia que nos generan sus zumbidos y sus picaduras, que pueden provocar, en el mejor de los casos, un ligero picor e hinchazón.

Ahora que estamos en medio del verano, entre el calor y las lluvias, ¿sabes lo que esto significa en materia de plagas? La combinación perfecta para ellas.

Qué precauciones podemos tomar para que no nos ataquen sin piedad

Es fácil detectar a los mosquitos tan pronto aparecen cerca de nosotros: su zumbido agudo al volar cerca de nuestros oídos y sus picaduras que rápidamente se convierten en una roncha que produce hinchazón, picazón e irritación en la zona.

Una curiosidad sobre ellos es que solo pican las hembras. Los machos se alimentan de néctar y cosas dulces. De ahí la leyenda urbana de que les gusta la “sangre dulce”.

Para que este verano los mosquitos no se conviertan en el “lobo feroz” de tu historia, te compartimos algunos consejos para minimizar las posibilidades de ataque:

  • Mantente alejado de aguas estancadas y evita tener agua estancada y recipientes llenos de agua en tu terraza, patio, jardín o dentro del hogar. Su modo de reproducirse es poniendo sus huevos en este tipo de aguas.
  • Coloca mosquiteras en puertas y ventanas.
  • Evita ropa con colores brillantes.
  • Los olores fuertes los atraen, así que evita perfumes, cremas y desodorantes con olores intensos.
  • Si vas a estar en una zona al aire libre donde hay muchos, vístete con la ropa lo más cerrada posible. Te servirá como barrera ante sus picaduras.
  • Utiliza los productos anti mosquitos como repelentes, spray y espirales que encuentras en farmacias y supermercados.
  • Sobre todo, evita al amanecer y al atardecer las zonas donde sabes que abundan, ya que es cuando están en plena actividad.

¿Qué hacer cuando te han picado?

Los mosquitos son capaces de recorrer grandes distancias, colarse por rendijas que ni nos imaginaríamos y sortear toda clase de obstáculos con tal de llegar a su objetivo: nuestra preciada sangre.

Si a pesar de tomar todas las precauciones del mundo te han picado y no puedes más con la irritación y picazón que ocasiona en tu piel su picadura, hay una serie de cuidados que puedes seguir:

  • Lo más importante es limpiar bien la herida.
  • Por más difícil que parezca lograrlo… ¿No te rasques! Rascarte solo puede incrementar el picor y llegar a infectar la picadura.
  • Puedes utilizar un paño humedecido con agua fría o un hielo envuelto en un trapo para bajar la hinchazón que provoca la picadura.
  • Consulta a tu farmacéutico y utiliza alguna crema o medicamento antihistamínicos sobre la picadura.

Si los mosquitos se han convertido en un problema que ya se sale de tu control, no dudes en consultar a nuestros técnicos, que tras una visita te recomendarán el mejor tratamiento para tu problema. Encuéntranos en nuestra página o contáctanos para solicitar una inspección gratuita.

¿Dudas?, ya sea por plagas, virus o bacterias, podemos ayudarte!

Contáctate hoy con nosotros , somos expertos en plagas y desinfección de ambientes.

o Contáctanos aqui

Artículos relacionados