Las empresas de sanitización y desinfección han cobrado protagonismo por su labor en la mitigación de virus como el SARS-CoV-2.