Normalmente no me gusta mucho hablar de los productos y servicios de Rentokil en el blog, ya que para eso ya está rentokil.es y en el blog prefiero hablar un poco del lado divertido del control...