A todos nos cuesta imaginar la Plaza de Bolívar en Bogotá sin el revoloteo de centenares de palomas entre personas y niños corriendocon ellas. Pero de ser un elemento que ofrecía un paisaje idílico en nuestras...